El Parque COMFAMA Zungo: Un nuevo hogar para Lu

«La Tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos».
22 abril, 2019
Auto de Inicio de Trámite Ambiental
22 abril, 2019

El miércoles 10 de abril Lu fue liberada por las autoridades ambientales. Ella es una osa perezosa de tres uñas, que fue rescatada en el municipio de Necoclí. Conoce su historia y déjate sorprender por la riqueza de nuestras sedes en Urabá.  

Ir de paso al trabajo siempre puede traernos una sorpresa si abrimos bien los ojos. De estos milagros puede dar fe Luisa Muñoz, trabajadora de Comfama en el Urabá quien, mientras caminaba, se percató de la presencia de Lu en las calles, una osa perezosa de tres uñas que fue rescatada por las autoridades ambientales en el municipio de Necoclí, gracias a la ayuda de nuestra Caja de Compensación Familiar.

Le llamaron Lu en honor a ella, a Luisa, quien al verla en peligro decidió comunicarse con el Parque Comfama Zungo para saber si este podía ser su nuevo hogar, acción que fue aprobada por Corpourabá, autoridad ambiental de la región.

Dentro de su amplia extensión el Parque Comfama Zungo se caracteriza por contar con una gran variedad de especies de fauna y flora. Este santuario de diversidad de la región cuenta con las condiciones naturales y silvestres para conservar la vida de más de 1.400 especies, entre mamíferos, aves, anfibios, reptiles y mariposas.

Este es ahora el nuevo hogar de Lu, uno donde habitan otros perezosos como ella. “Comfama junto con Corpourabá realizó el acompañamiento y la recuperación de Lu, así como lo ha hecho con otros animales del Parque Zungo, un lugar de liberación”, afirman los protagonistas de la historia, quienes además brindan capacitaciones a los empleados de la Caja de Compensación Familiar para saber qué hacer cuando una de las especies se enferma o se lastima; así como acciones para prevenir su maltrato y conservarlos.

En 2019 se han liberado 13 perezosos en Zungo

Lo primero que hizo Corpurabá con Lu, como lo hace cuando llegan otras especies rescatadas, fue una valoración médica para observar si tenía enfermedades, si su metabolismo estaba funcionando con normalidad y si se le podía brindar alimentación. Luego, realizó con ella un proceso de dieta y de readaptación a su hábitat. La entrenaron para que fuera capaz de defenderse en su espacio natural.

Melissa Penagos, médica veterinaria de Corpurabá, cuenta que “la osa llegó levemente deshidratada y con signos que son considerados maltrato animal ya que tenía las uñas pintadas con esmalte. Estos actos generan acciones que no les dan bienestar a los animales los cuales están expuestos día a día a peligros como la tenencia doméstica, consumo y pérdida de hábitat”.

Luego, Lu fue liberada. Según la veterinaria, “debido al interés del Parque por los animales y a que es un espacio apto”. Además, Zungo “se presta para la socialización con las personas y para que entiendan en qué lugares deben de vivir estas especies sin ser lastimadas”.

Desde el miércoles 10 de abril Lu tiene un nuevo hogar. Se despidió de la presencia humana con sus manos. En el momento de la liberación agarró, fuertemente, con sus tres uñas unas ramas y escaló hacia la que ahora es su nueva casa: la libertad.

También te puede interesar

Zungo, un santuario de la diversidad de la región

Un equipo de zoólogos y botánicos de la Fundación Jardín Botánico “Joaquín Antonio Uribe” realizó para la Caja muestreos sistemáticos de flora y fauna en nuestro parque recreativo Zungo y, a partir de ello, se obtuvieron resultados muy interesantes, tanto para Comfama como para la región. Ver más https://informe2017.comfama.com/comfama-sostenible/gestion-ambiental/?fbclid=IwAR2T-Q7-WBVKlJCktty97wyb1LTTbP6x-5U1QftAqAxgrPO_XX7SkX1oYlA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *