Después de la Semana Santa…

CORPOURABA acompaña en capacitación y sensibilización la Socialización de actividades de limpieza de caños y afluentes del Río León en el Proyecto Relimpia.
4 Mayo, 2017
Notificación por Aviso
8 Mayo, 2017

Desde la antigüedad y como herencia religiosa se celebra la Semana Santa, la cual data de muchísimos años atrás.

“Finalmente, Dionisio el Exiguo (en el año 525), desde Roma convenció de las bondades del cálculo alejandrino, unificándose al fin el cálculo de la celebración cristiana”. Según Wikipedia.

Estas celebraciones con el pasar del tiempo han venido adaptando sus estilos y formas de celebrar, situación que corresponde a unas necesidades y nuevos patrones culturales.

En ésta época los feligreses, personas, cristianos o creyentes…se preparan para celebrar la pasión, muerte y resurrección de Cristo, Jesus de Nazaret, Jesucristo, Dios, Jehová o,  el determinado nombre que utiliza cada persona para llamar al ser en el cual cree.

Es por tanto un periodo de gran reflexión y amor en el cual, los católicos y cristianos, las dos religiones preponderantes en el país, buscan acompañar a Cristo en su Pasión, además de la crecida actividad para celebrar tal época.

Hoy día la forma en que se vive la Semana Santa es muy diversa, hay quienes asisten a las misas, procesiones. Otros en cambio, toman ésta semana para vacacionar, irse de rumba, pensar, o simplemente descansar junto a la familia y amigos. Sin duda la forma de alimentarse y de consumo también pasa de manera más notable en tal época.

La gastronomía en la Semana Santa, que responde a las costumbres culturales de algunos lugares de la región de Urabá y el país, se ve determinada en el consumo de carnes silvestres, arroz de frisol negrito, pescado, ensalada cocida (papa, remolacha, zanahoria, huevo, y hay quienes le agregan tomate o cebolla) y bebidas como chicha de arroz y una gran variedad de dulces entre los más conocidos: de mango, papaya, plátano, leche…

La región de Urabá rica en biodiversidad, fauna y flora silvestre ha sufrido de manera notable la explotación de los recursos.

Hay quienes cazan fauna silvestre- en los que se ven más afectados las tortugas, cangrejo azul, aves, guaguas y armadillos- para su alimentación, de igual forma están las personas que realizan la actividad de la caza de animales para su comercialización y explotación, también quienes prefieren utilizarlos como mascotas y uso doméstico entre muchas otras situaciones presentadas.

Bajo la anterior situación hay un mensaje claro: “La Tierra proporciona lo suficiente para satisfacer las necesidades de cada hombre, pero no la codicia de cada hombre” Gandhi.

Por tanto, La corporación para el desarrollo sostenible del Urabá CORPOURABA, responsable de administrar los recursos naturales renovables y del medio ambiente en procura del desarrollo sostenible en su jurisdicción, adelantó en la época de semana santa en el marco del plan de trabajo del Comité Interinstitucional de Fauna y Flora de Antioquia, CIFFA, campañas educativas que promueven el respeto y la conservación de la vida de las especies de fauna silvestre, además, de la no comercialización y tráfico de las mismas.

Las campañas de educación y sensibilización se realizaron en la zona de Urabá, acompañados en algunos casos del grupo de teatro Camaleón de Urabá, la policía Nacional, el Ejército Nacional, la Iglesia Católica, el Comercio y los transportadores, donde fue notable la aceptación y empoderamiento del mensaje ambiental por parte de las personas que participaron de las campañas.

Incautaciones en las campañas

Fauna: 154

Flora: 6

Cantidad  de especímenes recuperados del tráfico ilegal 154 Cantidad  de especies ingresadas (enteras) 149
Cantidad  de especies ingresadas como subproductos (carne) 5
Malcostraca 72
Reptiles 45
Aves 25
Mamíferos 12

De esta manera se resalta la voluntad y el compromiso de todos los que llevaron a cabo las campañas, y no sin dejar de mencionar todo lo que pasa alrededor de las campañas de educación y sensibilización como el caso de Jailer Rivas, habitante del municipio de Necoclí.

Jailer ante la emotividad del mensaje y el amor por el medio ambiente no vaciló en quitarse su gorra y pasar por las personas que presenciaban el espectáculo para que le dieran dinero, hizo el conteo de lo recogido y el restante de dinero lo puso y compró una gaseosa.

“No existe mayor satisfacción que cuando uno se solidariza con el otro, el sol está en su máximo esplendor, el calor es muy fuerte, y ha sido de gran emotividad para mí, entender un mensaje sobre el medio ambiente de esta manera, por eso pensé que cuando terminara la obra los muchachos tendrían sed” expresó Jailer.

Como el anterior caso muchos son los que demuestran que nos es vano el esfuerzo realizado para dejar el legado del cuidado y protección del medio ambiente, es de gran satisfacción evidenciar que los índices de receptividad aumentan de manera positiva en los habitantes, es de igual manera satisfactorio que son más los que piensan antes de actuar ambientalmente.

La Corporación para el Desarrollo Sostenible del Urabá  (CORPOURABA) está en su incesante labor de generar estas emociones que conlleven al cuidado y la conservación de la fauna y la flora silvestre.

TRD No. 300-08-02-99-0598-2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *